domingo, 11 de marzo de 2018

Palabras Celestiales
de sanación y protección.



Para Dios todo es posible. San Mateo 19:26.
Sin fe es imposible agradar a Dios. Hebreos 11:6




 Introducción.

Miguel, cuyo nombre significa "el que es como Dios" el arcángel que sirve en el Rayo Azul de protección. Su hogar espiritual se encuentra situado encima de Banff, cerca del lago Louise, en Canadá. El complemento divino de Miguel es la Arcangelina Fe.

Puedes pedirle tanto a él como a sus ángeles que te liberen de temores y dudas, que refuercen tu fe, o que te proporcionen la protección necesaria ante cualesquiera peligros físicos como espirituales, como, por ejemplo, robos, accidentes de tráfico, exorcismos, interferencias con la mente o incluso magia negra. Pídele también valentía para afrontar cualquier situación desafiante.

Otra de las cualidades que él infunde es el liderazgo, de manera que le podemos llamar para que inspire a nuestros gobernantes y líderes mundiales.

A continuación, tenemos una selección de alentadores decretos procedentes del propio corazón del Arcángel Miguel para recitarlos a diario y en momentos en que necesites fortaleza, fe, protección, voluntad, obediencia, liderazgo, valentía a poder. Es muy importante empezar a recitarlos todos a diario durante un periodo de tres meses para principiantes y gente que sufran de algún mal físico o espiritual. Luego podemos utilizar también a diario con el que nos sintamos más cómodos.

Como aclaración quiero añadir que estos decretos han salvado las vidas de millones de personas, incluida la mía propia.
Por favor recitarlos hasta mucho tiempo después que sientan “la sorprendente mejoría”.

Mientras tanto él espera atento a que lo llames para poder entrar y actuar en tu mundo.




Fe.

Prometo dar mi fe y el poder de mi confianza a los que me den sus dudas y su fe diluida.
Antes de recitar el contenido del decreto, di las siguientes palabras y utilícense para todos los decretos.

En el nombre de mi Presencia YO SOY y de mi Santo Ser Crístico, yo decreto:

Amado Miguel, arcángel de la Fe, sella mi vida con tu protección; 
Que día a día aumente mi Fe, Lo único real en la vida es Dios.

Avanza ante mi querido Miguel, adoro y aprecio tu escudo de Fe;
llama viviente, armadura de Luz, acción manifestada en el nombre de Dios.

Príncipe de Luz, San Miguel, San Miguel. Hermoso y brillante ángel de la Fe:
tu protección sella a mi alrededor y que la Fe del cielo cure todo error.

Podemos mencionar ahora en voz alta las circunstancias necesitadas de la Fe
a las que se quiera dedicar el decreto.

¡Y con plena fe acepto consciente mente que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste 
aquí y ahora mismo con pleno poder, eternamente sostenido, omnipotente mente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hallan ascendido completamente en la Luz y sean Libres!
¡Amado Yo Soy! ¡Amado Yo Soy! ¡Amado Yo Soy!



Protección.

Vengo a establecer y asegurar protección espiritual porque éste es mi oficio y mi llamado.
Amados al envolveros con la llama azul que proviene del corazón de Dios también os aseguráis protección física, Benditos la intensificación de la luz que proporcione una protección física completa y estable, pero esta no se manifiesta sin una concentración de oración, meditación y decreto dinámico.
Ya conocéis la Ley: no podemos entrar salvo que nos inviten las almas.
Os prometemos que si nos llamáis, si me llamáis invocando mi nombre a diario en el nombre del Señor, vendré, esgrimiré mi espada llameante y liberaré a ese ser querido y a cientos, a miles ya millones de almas de todas las naciones.
¡Os hablo con el fervor de un arcángel! Y a vosotros que no estáis acostumbrados a escuchar la palabra de ninguno de nosotros, yo os digo: ¡Escuchad bien! Porque la intensidad de nuestra luz en defensa de Dios todopoderoso encarnado en sus más pequeños se multiplica en este día por la acción del Espíritu Santo y de todos los santos del cielo.

En el nombre de mi Presencia YO SOY y de mi Santo Ser Crístico, yo decreto:

San Miguel delante, San Miguel detrás, 
San Miguel a la derecha, San Miguel a la izquierda,
San Miguel arriba, San Miguel abajo, 
San Miguel, San Miguel dondequiera que voy.

¡Yo soy su amor protegiendo aquí!
¡Yo soy su amor protegiendo aquí!
¡Yo soy su amor protegiendo aquí!



Voluntad.

¡Yo Miguel estoy aquí! ¡Yo Soy el arcángel de la voluntad de Dios! Y cumpliré esa voluntad desde ahora hasta la eternidad. Hasta que todo Hombre mujer y niño de este planeta y en este sistema de mundos* hallan ascendido en la luz y sean libres.
Esta es mi promesa, este es mi voto, este es mi servicio día y noche a través de mi capacidad de "multipresencia" que me permite estar en todos los lugares al mismo tiempo. ¡Y yo Soy el guardián de la luz que hay en vuestro interior!

En el nombre de mi Presencia YO SOY y de mi Santo Ser Crístico, yo decreto:

Yo Soy la Voluntad de Dios manifestada en todas partes,
Yo Soy la Voluntad de dios incomparable mente perfecta,
Yo Soy la Voluntad de dios de tanta justicia y belleza,
Yo Soy en todo lugar la generosidad de Dios anhelante.

Ven Voluntad tan verdadera de llama azul,
mantenme siempre tan radiante como tú.
Voluntad de la Llama Azul de la Verdad viviente,
llama de bondad de la eterna juventud,
¡Manifiéstate, manifiéstate, manifiéstate, ahora en mí!

Yo Soy la Voluntad de Dios que asume el mando,
Yo Soy la Voluntad de Dios   que hace que todos comprendan,
Yo Soy la Voluntad de Dios cuyo poder es supremo.
Yo Soy la Voluntad de Dios que cumple el sueño del cielo.

Ven Voluntad tan verdadera de llama azul,
mantenme siempre tan radiante como tú.
Voluntad de la Llama Azul de la Verdad viviente,
llama de bondad de la eterna juventud,
¡Manifiéstate, manifiéstate, manifiéstate, ahora en mí!

Yo Soy la Voluntad de Dios protegiendo y bendiciendo aquí,
Yo Soy la Voluntad de Dios desechando todo temor,
Yo Soy la Voluntad de Dios en acción bien hecha aquí,
Yo Soy la voluntad de Dios con victoria para cada quien.

Ven Voluntad tan verdadera de llama azul,
mantenme siempre tan radiante como tú.
Voluntad de la Llama Azul de la Verdad viviente,
llama de bondad de la eterna juventud,
¡Manifiéstate, manifiéstate, manifiéstate, ahora en mí!

mantenme siempre tan radiante como tú.
Voluntad de la Llama Azul de la Verdad viviente,
llama de bondad de la eterna juventud,
¡Manifiéstate, manifiéstate, manifiéstate, ahora en mí!

Yo Soy el relámpago azul que destella el amor de la libertad,
Yo Soy el poder del relámpago azul celestial,
Yo Soy el relámpago azul que libera a la humanidad,
Yo Soy el poder de la llama azul derramando el bien.

Ven Voluntad tan verdadera de llama azul,
mantenme siempre tan radiante como tú.
Voluntad de la Llama Azul de la Verdad viviente,
llama de bondad de la eterna juventud,
¡Manifiéstate, manifiéstate, manifiéstate, ahora en mí!







Liderazgo.

Los individuos han de ser conscientes de su identidad individual y colectiva, de su destino como defensores de la Libertad. Y deben comenzar con los pasos más elementales para comprender qué es la libertad, qué es el fuego sagrado y cuáles son nuestras responsabilidades.
La gente no sabe lo restringida que está la libertad. Yo os digo ¡decid la!
Invocad a las huestes del Señor, recitad decretos dinámicos. Informen al prójimo mediante el mensaje y el entendimiento.

En el nombre de mi Presencia YO SOY y de mi Santo Ser Crístico, yo decreto:

San Miguel, San Miguel, invoco tu llama, libérame ahora, esgrime tu espada.

Proclama el poder de dios, protégeme ahora
¡Estandarte de fe despliega ante mí!
Relámpago azul destella en mi alma,
¡Radiante Yo soy por la gracia de Dios!

San Miguel, San Miguel yo te amo, de veras; y con toda tu fe imbuye mi ser.

Proclama el poder de dios, protégeme ahora
¡Estandarte de fe despliega ante mí!
Relámpago azul destella en mi alma,
¡Radiante Yo soy por la gracia de Dios!

San Miguel, San Miguel, y legiones de luz azul selladme y guardadme fiel y leal.

Proclama el poder de dios, protégeme ahora
¡Estandarte de fe despliega ante mí!
Relámpago azul destella en mi alma,
¡Radiante Yo soy por la gracia de Dios!

¡Yo Soy saturado y bendecido con la llama azul de Miguel Yo Soy ahora revestido con la armadura azul de Miguel! (Repítase tres veces).






Fortaleza.

Toda la fortaleza que tenemos radica en la unión con vuestra poderosa Presencia Yo Soy, con vuestro Santo Ser Crístico y sobre todo esta base con el prójimo.

En el nombre de mi Presencia YO SOY y de mi Santo Ser Crístico, yo decreto:

Protección de luz manifestada, Santa Hermanda de blanco,
Luz de Dios que nunca falla ¡Mantennos siempre en tu visión perfecta!

Yo Soy, Yo soy, Yo soy la fuerza poderosa de protección,
Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, protegido a cada hora,
Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, la poderosa cascada de perfección
¡manifestada, manifestada, manifestada!

San Miguel poderoso y verdadero protégenos con tu espada azul.
¡Mantennos centrados en la Luz de la brillante armadura que resplandece!

Yo Soy, Yo soy, Yo soy la fuerza poderosa de protección,
Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, protegido a cada hora,
Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, la poderosa cascada de perfección
¡manifestada, manifestada, manifestada!

Destella tu espada de fe alrededor, poderosa fuerza de la gracia sagrada.
¡Por siempre YO Soy invencible protección que emana de tus rayos deslumbrantes!


Yo Soy, Yo soy, Yo soy la fuerza poderosa de protección,
Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, protegido a cada hora,
Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, la poderosa cascada de perfección
¡manifestada, manifestada, manifestada!





Valentía.
                  
Amados, podéis confiar en nosotros. Estamos a vuestro lado. Y junto con vosotros somos los vencedores. ¡Enfrentaos a los perseguidores, con todo lo que ellos utilizarán para molestarnos!

Arcángel Miguel, ¡Ayúdame, ayúdame, ayúdame!
Arcángel Miguel entra en mi vida.
Arcángel Miguel ata esta condición ahora y ata al enemigo y libérame de esta sustancia aprisionada.

Haz aquí tu petición u oración personal.

Líbrame ahora de toda tentación y de toda reincidencia y falta de fe en el poder de Dios Todopoderoso para salvar mi vida y darme mi victoria en esta encarnación.
Arcángel Miguel, ¡Ayúdame, ayúdame, ayúdame!
Arcángel Miguel entra en mi vida.
Arcángel Miguel quédate conmigo, Salva a los inocentes, a mi familia, mi mundo y ata a los ángeles caídos ¿Poderosa presencia Yo Soy, aquí estoy oh Dios, y Yo Soy el instrumento de esos rayos y arcángeles séptuplos?
yo no me retiraré, mantendré mi posición y no tendré miedo de hablar.
Seré el instrumento de la voluntad de Dios en este "plano" cualquiera que sea.
Aquí estoy y por tanto ayúdame oh Dios en el nombre del arcángel Miguel y sus legiones.
Yo soy libre de nacimiento y permaneceré libre sin ser esclavizado por ningún enemigo de la Luz.

Yo Soy la valentía para permanecer firme, para enfrentarme y conquistar a los caídos, al mentiroso y a la mentira.





Obediencia.

El libre albedrío es la autoridad fundamental de la vida. Nosotros respetamos el libre albedrío, y en ese sentido nos hemos pronunciado de vez en cuando. Por lo tanto, si al ejercitarlo tomáis elegir el camino descendente de la consciencia humana en vez del ascendente es poco lo que podremos hacer por vosotros excepto recoger los pedazos para cuando recobréis la consciencia. Porque nosotros sabemos que el ejercicio del libre albedrío que Dios ha dado a cada individuo es la libertad de elección primordial en este plano de existencia. Por consiguiente, se humilde ante Dios y valiente ante el mundo.

Presencia Yo Soy, Tú eres maestro. Presencia Yo Soy despeja el camino.
Haz que tu luz y todo tu poder tomen posesión aquí y ahora.
Infunde maestría de la victoria. Destella relámpago azul, destella tu substancia.
A esta tu forma desciende para que la gloria y la perfección resplandezcan y la tierra trascienda.

Repetirlo tres veces.

  



 Poder.


La esperanza del mundo yace sobre vosotros a través del poder de Dios enviado por los arcángeles.

¡Poder de la llama azul del poder de Dios,
 expande hoy en mi tu fe!

¡Poder de la llama azul del corazón de Dios,
con el rayo de relámpago libérame!

¡Poder de la llama azul del corazón de Dios,
destella en acción el rayo de perfección! 

¡Poder de llama azul del corazón de Dios.
expande hoy la luz de protección!

¡Poder de llama azul del corazón de Dios,
Eloím Hércules danos todo tu poder!

Repítase tres veces.




Fuentes:
Destellos de sabiduría del arcángel Miguel
de Elizabeth Clare Prophet.

Miguel Ángel Tarot.

Entreguen estos decretos a todo familiar, amigo de confianza o cualquier persona que llegue a sus vidas pidiendo consejo para solucionar temas
difíciles o que atormentan a dichas personas.




Un abrazo y sobre todo mucha Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario